viernes, 5 de octubre de 2012

"animales"

Desde mi operación (ya os contaré algún día) salgo todos los días a andar durante una hora y medía, normalmente a las ocho de la mañana, algo que ahora puedo hacer a esa hora porque sigo con la baja, bueno pues a días se viene mi vecina conmigo y su perro Cairo y si ella no puede pues el perro se viene conmigo. Pues hoy nos hemos ido el animal y yo y se me a ocurrido ir hasta casa de una amiga para ver a los niños y acompañarles al cole. De camino nos encontramos con un perro suelto y yo he protegido al mío porque no sabes como van a reaccionar, pues bien, se han mirado un poco pero el mio es muy pasota y ya cuando he visto que no había peligro he soltado un poco la correa de Cairo, pero de repente he oído que alguien llamaba y era el dueño del otro perro gritándole porque venía hacia nosotros, ninguno de los animales han hecho nada los dos muy tranquilos pero cuando a venido el "animal" del dueño se ha liado a pegarle con una correa y no atendía que yo le dijera que le dejara que su obligación era llevarlo atado y controlarlo pero el decía que se iba detrás de todos los perros y que lo iba a matar a palos.El pobre animal debía de estar acostumbrado porque se a echado en el suelo mientras el otro le daba correazos y dejándome con la palabra en la boca se a ido riñendole. Se me ha quedado un cuerpo que no se lo que le hubiera hecho yo a él.
Puedo decir que me dan un poco de miedo los perros (soy más de gatos) pero desde que Cairo apareció en mi vida los veo de otra manera, nunca se me hubiera ocurrido pensar que un perro y yo nos ibamos a querer tanto porque desde que de cachorro apareció en la casa de al lado tenemos un feeling especial, por eso estoy indignada con esa clase de cerdos como el hombre que me he encontrado hoy.



4 comentarios:

  1. No hay derecho a que hagan eso. A mi se me parte el corazón cuando veo cosas así.
    Fíjate que a mi me sucedió lo contrario. Siempre he sido de perros, pero por horarios me viene mejor gato, (no por mi, si no por el animal, que para tenerlo todo el día solo, mejor gato). Y ahora le he encontrado el gusto al mundo felino.
    Pero reconozco que no hay nada como el recibimiento de un perro al llegar a casa. Son buenísimos.
    Un beso! Espero que vayas recuperándote muy bien!

    ResponderEliminar
  2. A esos "animales" habría que llevarlos bien atados, mejor encerrarlos y perder la llave unos cuantos días a ver si aprendían.bs

    ResponderEliminar
  3. Cris a mí me pasaba al reves con colas (era muy reñidor), bueno un día a uno pequeño lo zarandeo y mordio, mí novio le dio lo justo para que soltase y luego el dueño del otro perro dijo que ya lo curaria el, ya que me ofreci a pagarle veterinario, lo curo con betadine y curo las heridas, yo sólo tengo palabras de agradecimiento hacia el dueño, mí perro era el que habia causado el estropicio ,desde entonces lo llevaba atado y por campos lo soltaba para que corriera siempre con ojo por si venia otro can. Por eso yo no le pegue al mio un palizón, le reprendi y tal,pero en su naturaleza estaba el reñir ,once años con él y le privaba reñir.
    Me gusta que escribas lo vivido Cris.Ale ahora entrada diaria.
    Tere

    ResponderEliminar
  4. Hola!, tu blog esta genial, me encantaría enlazarlo en mis webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambas partes.

    Me responde a munekitacat19@hotmail.com
    Besoss
    Emilia

    ResponderEliminar

no te cortes

no te cortes